De un sueño a la realidad hay un plan bien ejecutado.

Por Reina Valenzuela, MBA, Asesora Empresarial y Consultora del Centro de Desarrollo para Pequeños Negocios.

¿Sabía que las estadísticas demuestran que 8 de 10 nuevas empresas fracasan? Según Bloomberg  esto sucede en los primeros 18 meses.  Entre la comunidad hispana, esto se debe mayormente a la falta de fondos para operar y la falta de planificación a largo plazo.

El plan de negocios le ayuda a descubrir si su idea representa una oportunidad en el mercado y si tiene un proyecto viable.  Si le parece que es tedioso y complicado hacer un plan de negocios, no está solo. Este sentimiento es muy común pero el plan es necesario. Haga su plan  aunque no lo utilice para presentarlo a un inversionista. El proceso de hacerlo le obliga a echar un vistazo de manera objetiva a su entorno antes de hacer una inversión de valiosos recursos: Su tiempo, esfuerzo, y dinero.

Durante la preparación de su plan usted hace una serie de ejercicios:

  • Describir su empresa, su misión y objetivos;
  • Definir su producto/servicio y estimar sus precios;
  • Investigar la competencia y definir sus ventajas competitivas;
  • Estudiar el segmento del mercado al cual quiere atender;
  • Desarrollar un plan de mercadeo y detallar como va a comunicarse con su publico; y
  • Preparar los estados financieros como el presupuesto, las fuentes de ingreso y egresos del negocio, balance general, el punto de equilibrio y finalmente las proyecciones de ventas.

Este último punto es el más complicado. Me doy cuenta que el 60% del tiempo dedicado al plan de negocios, se enfoca en las proyecciones financieras. Es de suma importancia hacer proyecciones antes de iniciar.  Si los números no cuadran, quizás tenga que reevaluar su propuesta.  Imagine que el plan de negocios es como un rompecabezas que se arma a medida que se encuentran las piezas que encajan, así el panorama se verá más claro. Investigue, analice y evalúe el potencial de su idea. Repita el proceso y repita otra vez.

Si bien es cierto que esto no es nada fácil, tampoco debe ser tan difícil. Un plan sencillo le puede servir como una manera objetiva de ver si el proyecto tiene potencial o no, como una guía para el camino, u un punto de referencia para evaluar el progreso del proyecto.  Puede utilizar la herramienta del SBA.gov en español y su red de servicios de los Centros de Desarrollo para Pequeños negocios, muchos cuentan con asesores bilingües que le pueden ayudar en español.

Como asesora de emprendedores y empresarios latinos, siempre me encuentro con la misma realidad, hay mucho deseo de trabajar, mucho talento y creatividad, pero poca planificación y poco dinero para la inversión.  Evite ser parte de las estadísticas, prepárese para triunfar!

Reina Valenzuela

Asesora de NJEmpresario.com

No Comments Yet.

Leave a comment